El pH de los alimentos y su impacto en tu salud

Si quieres entender cómo el pH de los alimentos afecta a tu salud, necesitas saber algunas cosas básicas sobre los ácidos y las bases.  

De tus clases de ciencias en la escuela, probablemente recuerdes algo de esto. El pH es una forma abreviada de Hidrógeno potencial. En los términos más simples, el pH mide cuánto hidrógeno será atraído por la solución que estás midiendo.  

Una base fuerte (alcalina) tiene una fuerte carga eléctrica negativa y atraerá mucho hidrógeno porque los átomos de hidrógeno (H+) tienen una carga eléctrica positiva.  Un ácido fuerte ya tiene carga positiva, por lo que el hidrógeno no será atraído por él. 

La escala de pH comienza en 1, que es un ácido fuerte, y llega hasta 14, que es una base fuerte.

¿Cómo afecta el pH de los alimentos a tu salud?

La tendencia del equilibrio ácido y alcalino de la dieta ha tenido altibajos durante décadas. ¿Pero qué significa la alcalinidad de la dieta? ¿Existen suficientes pruebas que apoyen su uso para la salud en general, y la salud ósea en particular?

7 Remedios caseros para bajar el azúcar naturalmente

Abunda la confusión y el interés sobre la influencia de la comida en el equilibrio ácido-alcalino. Esto se debe en parte a la popularidad entre las celebridades y los entusiastas de la salud no científicos. Por lo general, suelen promocionar una “Dieta Alcalina” como una cura para una amplia gama de enfermedades. Estas pueden ir desde el cáncer hasta las enfermedades cardíacas. Sin embargo, este tipo de afirmaciones solo suelen ser una señal de alarma en la comunidad médica y de la salud. Existen algunas investigaciones que respaldan los beneficios para la salud de esta pauta de alimentación. Por lo tanto, vale la pena aclarar lo que implica una pauta de alimentación alcalina y la ciencia que rodea a esta popular dieta.

La dieta y el pH

Los alimentos pueden clasificarse por su PRAL (Carga potencial de ácido renal) como formadores de ácidos o alcalinos. Los alimentos que tienen una carga ácida negativa se consideran alcalinos (principalmente frutas y verduras). Mientras que los granos, carnes, lácteos y pescado, básicamente forman ácidos, es decir, tienen una carga ácida positiva.

Los patrones de alimentación son más importantes que los alimentos específicos. Asimismo, los alimentos saludables que forman ácidos no son necesariamente perjudiciales. Sin embargo, puede ser necesario combinarlos con alimentos que forman alcalinos para que el efecto neto de la comida sea neutro o alcalino. Esto puede lograrse mediante la recomendación, ya consagrada, de comer más frutas y verduras para evitar un gran impacto en su salud a causa del pH de los alimentos.

Los diferentes sistemas del cuerpo mantienen diferentes niveles de pH, con algunos más regulados que otros. El pH de cada sistema tiene una función específica, y ciertos niveles de pH pueden mejorar ciertas funciones. Por ejemplo, el estómago mantiene un pH muy ácido entre 1,2 y 3,0 para poder descomponer las proteínas de la dieta y matar los patógenos ingeridos. El líquido dentro de las células puede variar entre ligeramente ácido y ligeramente alcalino. Pero, un ambiente alcalino dentro de las células (alcanzable a través de una dieta que promueva la alcalinidad) puede mejorar la función celular.

Conoce la tabla de índice glucémico de los alimentos

Mantener el pH de los alimentos equilibrados

Para mantener el equilibrio del pH, algunos sistemas pueden tener que apoyar a otros. Por ejemplo, la matriz ósea contiene un depósito alcalino en forma de calcio y magnesio. La sangre contiene sus propios mecanismos de amortiguación. Sin embargo, con el tiempo se puede producir la liberación de minerales de amortiguación de la matriz ósea para mantener el pH de la sangre. Esto ocurre cuando existe una carga dietética muy “ácida” y esos mecanismos se vuelven insuficientes.

Un patrón de alimentación con alto contenido en proteínas aumenta la carga total de ácido, pero no implica un cambio en el pH. Esto se debe a que los riñones envían amortiguadores minerales. Siendo estos, el fosfato de calcio y el carbonato de calcio, los cuales son ideales para mantener el pH de la sangre en un valor seguro de 7,4. Sin embargo, esa misma dieta también cambia la química urinaria. 

Si se dispone de minerales de amortiguación adecuados, entonces el cuerpo puede manejar una alta carga de ácido de los alimentos. Pero puede que el cuerpo tienda a extraer los amortiguadores minerales de su depósito de almacenamiento – la matriz ósea. Esto se debe a que la dieta no suministra suficiente cantidad de estos minerales. También se debe al agotamiento de los patrones de alimentación ácidos a lo largo del tiempo.

Con el tiempo, tomar prestados estos amortiguadores puede desmineralizar el hueso y aumentar el riesgo de cálculos renales. Esto puede explicar la asociación entre las dietas ricas en álcalis de frutas y verduras con una mejor densidad mineral ósea. Asimismo, puede reducir el impacto del pH de los alimentos en tu salud.

Te puede interesar:

beneficios de comer zanahoria a diario
como hacer un batido de piña

Tabla de pH de los alimentos

A:

Aceite de aguacate5
Aceite de almendra3
Aceite de canola4
Aceite de cártamo3
Aceite de castaña2
Aceite de coco5
Aceite de girasol4
Aceite de hígado de bacalao6
Aceite de oliva5
Aceite de onagra6
Aceite de palma2
Aceite de piñones4
Aceite de semilla de calabaza4
Aceite de semilla de lino5
Aceite de semilla de uva4
Aceite de sésamo3
Aceite hidrogenado8
Acelga8
Agave7
Agua Ionizada8-9
Agua mineral7
Aguacate6
Ajenjo5
Ajo7
Albaricoque5
Alcachofa5
Alcohol3
Alforfón3
Algarroba1
Algas azules o verdeazuladas6
Algas marinas8
Alimentos fritos1
Almendra6
Aloe Vera7
Amaranto5
Anacardo7
Angélica6
Antibióticos1
Antihistamínicos3
Apio / cebollín5
Arándano5
Arándano agrio2
Árnica6
Arroz blanco3
Arroz integral4
Arroz japónica5
Arroz salvaje5
Arveja2
Aspartamo2
Avellana1
Avena5
Azúcar/Cocoa1

B:

Banana5
Benzoato3
Berenjena6
Bergamota6
Bicarbonato de sodio8
Boniato / ñame8
Brócoli7
Brócoli/Espinaca8
Brotes8

C:

Café2
Café de Kona4
Calabacín5
Calabaza6
Caqui8
Carne de res1
Caseína, leche2
Castaño7
Cebada1
Cebada molida2
Cebolla / miso8
Cebolleta / cilantro5
Centeno2
Cerdo/vacuno2
Cereal2
Cereza6
Cerveza, Soda1
Chirimoya4
Chirívia / taro7
Ciruela3
Ciruela pasa3
Ciruela umeboshi8
Cítricos7
Coco4
Cohosh negro7
Col6
Col de bruselas5
Col rizada / Perejil7
Colifor6
Colinabo7
Corteza de sauce blanco5
Crema/mantequilla6
Crisantemo6
Curry4

D:

Dátiles3
Diente de león8

E:

Efedra6
Endivia / Rúcula7
Equinácea6
Espárragos7
Especias / Canela7
Espelta4

F:

Faisán3
Frambuesa8
Fresa5
Frijol4
Frijol blanco/rojo3
Frijol mungo3
Fruta en vinagre4
Frutos secos4

G:

Gallina2
Ganso/pavo1
Garbanzo2
Gelatina/órganos4
Ghi (mantequilla clarificada)5
GMS/Melaza4
Granada2
Grano de café5
Guayaba4
Guisante verde2
Guisantes de ojos negros4
Guisantes partidos3

H:

Habas4
habichuela / cera de frijol4
Habichuela blanca3
Harina Blanca/Sémola3
Harina procesada1
Helado1
Higo4
Hojas de berza verde6
Hojas de mostaza7
Hojas de nabo5
Huevo de codorniz6
Huevo de gallina4
Huevo de pato5

J:

Jabalí / arce / carne de caza3
Jalea/Mermelada1
Jarabe de arroz6
Jengibre (raíz)7
Jicama5
Judía pinta3
Jugo de caqui4
Jugo de piña5

K:

Kasha4
Kombucha7

L:

Langosta1
Leche de soja2
Leche de vaca3
Leche materna humana5
Lechuga5
Leguminosas (otros)2
Lentejas4
Levadura/Lúpulo/Malta1
Lima8
Limón6

M:

Maíz2
Mandarina8
Mango7
Maní2
Manteca de cerdo2
Manzana6
Mariscos (naturales)3
Mariscos (procesados)1
Matricaria6
Mejillones / calamar2
Melocotón6
Melón7
Miel/Jarabe de arce4
Mijo4
Moluscos3
Mora6

N:

Nabo sueco6
Naranja5
Nectarina8
Nori | Kombu | Wakame | Hijiki8
Nuez de brasil1
Nuez moscada2
Nuez Pacana2

Ñ:

Ñame8

O:

Oliva7
Olmo5
Ortiga6
Oso2
Oveja/cordero3

P:

Papaya6
Pasa5
Patata / Pimiento6
Pato salvaje4
Pera6
Pescado4
Pimienta7
Piña8
Pomelo7
Porotos (frijoles) azuki3
Proteína de requesón2

Q:

Queso curado3
Queso de cabra3
Queso de cabra/oveja4
Queso de soja3
Quesos procesados1
Quinbombó / pepino5
Quinoa5

R:

Raíz de bardana / lorus8
Raíz de nabo / taro8
Regaliz7
Remolacha5
Ruibarbo4

S:

Sacarina2
Sake7
Sal marina8
Salsa picante4
Salsifí / Ginseng6
Salvado de avena2
Sandía8
Seitán o tofu3
Sello de oro6
Semilla de amapola7
Semilla de sésamo6
Semillas de calabaza8
Semillas de pistacho2
Setas / hongo6
Soja1
Stevia3
Sucanat5
Sulfito5

T:

Tapioca3
Té de jengibre5
Té negro3
Té verde o té mu6
Teff / Kamut3
Tomate4
Trigo3
Triticale4
Tupinambo7

V:

Vainilla3
Valeriana7
Venado4
Verduras de mar (otras)8
Vinagre acético/blanco1
Vinagre balsámico3
Vinagre de arroz4
Vinagre de manzana6
Vinagre de umeboshi5
Vinagre de vino tinto2

Y:

Yogurt4

Z:

Zanahoria4
Zarzamora7

2 comentarios en “El pH de los alimentos y su impacto en tu salud”

  1. Gracias por toda la información del ph de los alimentos! Me ha servido mucho.
    Lo tendre en cuenta para futuras comidas

    Saludos Paco

    Responder

Deja un comentario