Té Verde

¿Qué es el té verde?

El té verde recibe su nombre por el color que consiguen las hojas del té en el desarrollo diferenciador, en la fermentación y el secado. Es un tipo de té que procede la planta Camellia sinensis. Esta diversidad se elabora con las hojas más frescas del arbusto o con los brotes nuevos que no se han oxidado aún y no se han fermentado. Se llama de esta forma gracias a su color pálido.

propiedades del te verde

Propiedades del Té verde

Las caracteristicas del té verde están similares con sus principios activos. Entre ellos, están las xantinas, sustancias en las que resaltan la cafeína, la teofilina y la teobromina, que impulsan el sistema nervioso central, lo que nos asiste a mantenernos despiertos y batallar la fatiga.

”También ejercen un efecto de tranquilidad de la musculatura lisa, dado que es broncodilatador, y produce vasoconstricción de la circulación cerebral, efecto bueno en casos de migraña”, reportan Antonio Blanquer, biólogo experto en Fitoterapia y plantas medicinales y Caridad Gimeno, médico y experta en Nutrición, los dos instructores de la Universidad CEU Cardenal Herrera, en Valencia. Su cualidad más popular es la de ser un producto antioxidante, lo que hay que a las sustancias conocidas como polifenoles y su aporte de vitaminas B y C.

Antonio Blanquer – Caridad Gimeno

¿Cuáles son los tipos?

Hay una enorme diversidad de tipos del té verde que varían por la forma de recolección o de preparación de los distintos países asiáticos. Un caso de muestra son los diversos tipos de té verde japoneses que tenemos la posibilidad de encontrar: gykuro, sencha, bancha, matcha, hojicha, genmaicha, kukicha, mugicha y sakurabacha. Otros que proceden de China son: lung ching, gunpowdwer y pi lo chun.

Beneficios del té verde

Uno de los más importantes efectos del té es su efectividad como antioxidante, por medio de sus compuestos polifenólicos que resultan ser muy beneficiosos para la salud.

En particular el té verde, y además el negro, son buenos para tratar el colesterol, ya que tienen la capacidad de rebajar la oxidación de lo que se conoce como “colesterol malo” y el compromiso de patología cardiovascular, así como señalan los profesionales. Trabaja bien para hacer mejor la irrigación de la sangre y para el sistema digestivo, dado que estamos hablando de una infusión con características diuréticas.

Además tienen la posibilidad de ser usados para tratar la diarrea. Es por ello que, en el momento de decidirse por un té u otro en un desarrollo de adelgazamiento, a lo mejor haya mayoría en pos del té verde, dado que, al opuesto de otros como el té negro, tiene más grande contenido en polifenoles. Aunque todas las variedades del té son antioxidantes.

Todos coinciden en aconsejar que los especiales instantes del día para tomar estas infusiones es: una a media mañana, otra luego de comer y una más reciente durante la noche.

En relación a la cuestión que siempre se expone sobre si estas infusiones adelgazan los profesionales apuntan que el té “presenta un efecto lipolítico, dicho de otro modo, “quema-grasa” en el que están comprometidos los compuestos polifenólicos y la cafeína”, siendo el té verde el más eficiente.

Aunque resaltan que, en caso de tomarlos con el objetivo de adelgazar, siempre tienen que ser usados como coadyuvantes y sabiendo que “lo de mayor relevencia es continuar una dieta correcta y llevar a cabo algo de ejercicio físico”. Por consiguiente, no hay que basar una dieta en un solo producto adelganzante.

Deja un comentario